Páginas vistas en total

domingo, 31 de mayo de 2009

a veces pienso que...


No todos los días sale el sol, y unas mañanas son más frías que otras; unos días parece que estoy solo, aunque estoy rodeado de personas y tengo una fijación en salir a momentos de mi realidad y musicalizarla como una película de amor.

A veces siento que nunca hago bien las cosas que necesito hacer, y otras siento que soy el perfecto idiota relegado del circo de los momentos que no quiero vivir...

A veces siento que nada de lo que hago es suficiente, y quiero empujarle al destino hacia un desfiladero borrascoso, pero a veces también me doy cuenta que soy un poco cobarde, que no puedo ser un ladrón de besos furtivos y que talvez no merezca tener una foto de carnet en tu billetera, la cerveza sabe mejor en la barra de la cantina del fracaso, pero ningún bar atiende las 24 horas, y no hay corazón que tenga las puertas abiertas para que viajeros entren y salgan como una hostal mediterránea sin que se le caigan las puertas; soy un tonto y lo acepto, un preso con la puerta abierta abandonado por los custodios de la soledad, luchando contra el sentido de las manecillas del reloj para que los segundos se entumezcan entre tus manos que talvez no vuelvan a entrelazar las mías, los domingos son más largos y las palabras son más renuentes.

Ayer esuchaba a mis amigos y su indescifrable facilidad de cosificar a las mujeres, negando el corazón y los sentimientos, intercambiando historias y camas vacías, sé que piensas que todos los hombres son iguales y, sinceramente, me gustaría que tuvieras razón, me ahorraría tiempo, dolores de cabeza y espasmos inciertos del corazón, y creo que si somos amigos será porque algo en común tendremos, pero a mi en particular, y te lo cuento como un secreto más para tu baúl de mi biografía, estoy imposibilitado de tomar ese tipo de actitudes porque crecí entre historias de mujeres, noches de lagrimas mojadas y desde niño tuve que enfrentarme a la extraña situación de recoger los pedazos de corazón de mis hermanas, eso marca la vida de un niño, que mira que el gladiador, el superhéroe de historietas no siempre se queda con la chica bonita, y el hecho que se quede con ella no asegura un final feliz... prefiero ser el villano que tras ser derrotado, regresa a su casa a encontrar a una buena mujer que le exhorta a seguir intentando cada día a conquistar el mundo y matar a su rival.

jueves, 28 de mayo de 2009

animate...


Anímate a saltar la luna de queso esta noche, a comernos las estrellas mientras corremos tras los torbellinos deambulantes y oscuros de tu cabello, deshilemos a las nubes grises para jugar a saltar soga después de oler los rosales de tus inquietudes.

Imitemos a los animales nocturnos que corean en la madrugada, devoremos la montaña que está tan llena de sueños rotos y emborrachémonos con la silueta de tu cuerpo, esta noche tengo ganas de espolvorear mi corazón en tu pecho y vibrar con los redobles de tu corazón que tanto lo venero como el primer día que lo vi latir.

Juguemos en el río de tu mirada, me quiero bañar en tus ilusiones para ahogarme en tus sentidos. Coge mi mano sin regresar a ver los fantasmas del ayer que mucho tiempo han espantado mi alma, esta noche soy más fuerte y decidido, más noble y enamorado, soy un gladiador solitario y un quijote sin armadura que tanto lucha contra tus molinos de viento, no se; simplemente esta noche tiene una tonalidad distinta, esta noche somos tú, yo y la luna de queso, la luna brillante y grandiosa que está esperando ser devorada con nuestros labios...



lunes, 25 de mayo de 2009

te lo digo de mentira...


Sabes que soy un mentiroso, y de verdad te comento que no quiero que vuelvas, que las noches son menos largas y las mañanas son más soleadas sin tu presencia, que tus ojos no alumbran mis madrugadas y tus fotos están quemadas en el estribo de mi memoria.

Sabes que soy un mentiroso, y de verdad te comento que estoy mejor sin ti, que desde tu partida todo ha salido de maravilla y que nunca te amé. En serio sabemos que cuando nos vemos nuestros cuerpos se repelen como dos magnetos positivos, y que nuestras miradas se escapan porque ya no podemos vernos.

Sabes que soy un mentiroso y de verdad te digo que soy un triste arlequín de juguete que trata de sonreir ante un público de arpías sin ojos, soy un mentiroso porque todo lo que te escribo es mentira y al verte la vida entera me estalla como big bang y los ojos no responden a mis órdenes para no dejar de admirarte, mis abrazos teledirigidos encuentran tu cintura y cauteloso trato de dosificar el aire que tú respiras porque esto sí es verdad: si mañana se termina el mundo y me voy al infierno, sólo espero que vengas conmigo y poder estar juntos, y sin querer intuyes que prefiero ser tu enemigo sólo por estar a tu lado antes que desaparecer en un instante del olvido...

Soy un mentiroso pero la única certeza que hay en mi vida se esconde tras el brillo de tu sonrisa y en todos los besos que tengo miedo de robarte por el terror de morir en el intento...

viernes, 22 de mayo de 2009

madre


madre es el nombre de Dios en la lágrima de un niño...

memo no.3


...Y SIEMPRE ESTAS EN MI MEMORIA COMO UN TATUAJE MULTICOLOR, PORQUE SÓLO CUANDO SE AMA A UNA MUJER DE VERDAD LAS FUNCIONES VITALES TRABAJAN AL RITMO DE TU NOMBRE Y TU MIRADA GUIA MI SUEÑO CADA NOCHE...

Memo No. 2


Dicen que el tiempo es el mejor autor porque siempre encuentra un final perfecto... otras personas dicen que hay que esperar a que la vida solucione tus cuestiones, yo al final todo suma a cero, nada está escrito, nada está dicho, el destino es una puerta simulada por la que todos quieren entrar pero que nadie alcanza ni a tocarla; usualmente hay sentidos opuestos y ventanas abiertas, otras veces simplemente hay un norte desenfocado y una silueta amorfa de lo que mañana podría ser. Sólo estas tu, la soledad, la necesidad de querer ser y dejar pasar.

Por eso el ayer no saldrá de tu olvido y el mañana sigue rompiendo las incertidumbres

lunes, 18 de mayo de 2009

memo no.1


Si ya decidiste cerrar las puertas, no le pongas candado...

Si crees que esta casa nunca se derrumbará, sal y da tres pasos a tu derecha

Si crees que nunca te amé, sólo arranca un girasol y escucha el dolor en su silencio

Si mañana regresas, regresa sólo porque lo necesitas

Porque no se puede romper lo irrompible

Y no siempre lo más obvio es lo más lógico

Solo espero que mañana todo esté mejor

Y que tu sonrisa deje de ser tatuaje en las entrañas de lo no dicho

Porque si tus caricias no siguieran quemando mi piel

Y tus lágrimas no seguirían mojando mi almohada

Simplemente mi corazón podría latir con más seguridad

o talvez sólo dejaría de latir en paz...

del calor al vicio...


Por suerte tuve que viajar a la playa... aunque nunca vi ni un grano de arena. En medio del calor insoportable, compañeros de trabajo, miles de responsabilidades, pocas horas de sueño y casi nada de comida, caí en cuenta que la música mientras más doliente, más aceptada. No se si a todos les ha dejado un amor, o si perdieron un amor por no haberlo cuidado, pero en fin, nunca me había percatado de los cientos de canciones románticas que cuentan historias parecidas a mi situación acutal, aunque seguramente nunca hubiese dado razón del tema, por el simple hecho que soy un amante de los riffs estridentes, los gritos desgarradores, los ritmos destructivos y las líricas depresivas y oscuras.

En fin, una estela verde pasaba frente a mis ojos mientras escuchaba las repetitivas notas de Arjona, quien nunca fue santo de mi devoción, pero que entre sus líneas seposan pocas frases que me parecían un poco ciertas, como por ejemplo:


Y ahora tu te me vas

mordiendote los labios

sabiendo que mañana

si nos vemos tu y yo

seremos dos extraños


Aún te amo, no sé si por idiota o por romántico,

no sé si por novato o por nostálgico.

aún te amo, no sé si por iluso o fatalista,

no sé si por cobarde o masoquista, pero te amo

y no sé hacer otra cosa más que eso.


De pronto el chofer se anima a cambiar de música mientras yo sigo inquietando el recuerdo y preguntando al olvido qué fue lo que sucedió, mientras escucho algo que decía más o menos asi:


El sol sobre mi cama, hoy me vuelve ha despertar

y yo quiero dormir, dormir, dormir para olvidarque

vivo en un desierto, de cemento y soledad

y tu entre brindis noches y amantes

yo segundo loco y errante

no mas volver y yo sufrire resignado

a ver que lo nuestro fue... Fábula...


No se cuál es el problema... acaso todos terminamos hundidos en el mismo océano? hay un punto en las historias de hadas y princesas en que termina el dragón enamorado de la princesa? o como dice Calamaro, somos parte de una sociedad secreta de hombres fracasados, de los que no pueden disimular...


En fin, aunque uno quiera sanar y olvidar, hay afectos que no se merecen el olvido, hay mujeres que no pueden ser olvidadas y amores que sobreviven el tiempo y el espacio. mientras terminábamos el viaje, conocí a una mujer en la carretera que me regaló una pastilla de sabiduría: a pesar que uno esté adolorido del corazón, recuerde que no es una persona, sólo es un músculo y lo resiste todo. Lo que usted está viviendo no es para morir, es para fortalecer su músculo...


Sentado en la plaza central de Esmeraldas, anulando la mente y descansando las piernas, de pronto sentí por las espaldas un abrazo fuerte, asfixiante, abrumador. Dos brazos de piel negra sujetaban con fuerza mi torzo mientras yo, asustado, empecé a luchar contra semejante fuerza. Al instante sentí un beso en mi espalda, lo cual me llenó de temor y me dejó perplejo; al soltarme, con violencia giré a enfrentar a quien había lanzado ese "ataque sorpresa" hacia mi. Mi sorpresa alborotó todo el lugar: me encontré con un niño de alrededor de 12 años, sucio, de pocas y haraposas ropas, descalzo; con su sonrisa llena de vida y su mirada desbordante de amor, volvió a abrazarme, sin pedirme nada y lo único que pude hacer es compartir un jugo de naranja y un caramelo con él, lo cual el día de hoy me parece un regalo ínfimo, ya que su sonrisa y su abrazo me mostraron que el mundo no está tan perdido todavía...

martes, 12 de mayo de 2009

modelos para huir


Regresaba a mi casa para hacer un poco de comida; no la gourmet, esa que te permite abrir una trampa de osos a través del estómago, mas bien la que te permite seguir manteniendo las funciones vitales sin sobrepasar el horario estipulado para poder regresar a la hermosa y tediosa labor asignada en mi diario vivir. De pronto, me percaté de un nuevo anuncio publicitario de un yogurth "light", un mujer trigueña, de cabello castaño, planchado y reluciente como el reflejo de la luna sobre un lago en verano, me miraba con la frescura y la coquetería que todos soñamos desde pequeños, yo, espeluznado, me acerqué un poco para verla, una deidad grecorromana, vestida de blanco y ofreciéndome una bebida 0 colesterol.



Después de la pequeña proyección, me di cuenta de algo: los estándares de la belleza cada día están más divorciados de las mujeres que están en la calle, de mis amigas, de mis vecinas, de mi mamá!!!, si esta chica hubiera estado con puntitos de grasa en su nariz, que no sea tan alta, una pequeña mancha de sol en su mejilla, unos pequeños gorditos que estén en su cintura, sus dientes no sean tan uniformes y blanquecinos, tal vez sea más vendedor que la modelo del yoguth, modelo de que? de lo que muchas gastan tiempo, dinero, lágrimas, frustraciones y la misma salud para tener un reflejo de lo que ellas muestran frente a la cámara. Mi sobrina recién está tratando de salir de un desorden alimenticio, a pesar de ser una plantita de maiz de oro sólido y la niña de mis ojos cansados; en fin, a las chicas flacas se las lleva el viento, sólo las palabras y las acciones de una mujer valiente y decidida son las que se tatúan en nuestros corazones.

Recién conversaba con una alta y voluptuosa mujer, quien me preguntaba ¿qué hacía yo en un fin de semana común con mi novia?, simple: una película, canguil, caramelos, helado, televisión, un poco de comida grasosa y un beso de buenas noches... nada simple, nada complejo pero muy sentido. Para ella un fin de semana era yoga, trekking, fruta, dormir, comida probiótica y desfile o presentación, alcohol y a la cama. Ella me decía que dejaría de lado su vida de cristal por pasar un fin de semana de piedra como el mío, desgraciadamente siempre cocino con aceite y mucho arroz, amo los tic tac´s y hace mucho tiempo dejaron de interesarme las apariencias, antes si apreciaba los modelos de belleza, me gustan las mujeres simples, sencillas, que necesiten amar y sobre todo que necesiten ser amadas... de esas mujeres sin mucho plástico que se merecen ser felices...

No tengo tiempo ni espacio en mi cabeza para ser misógino, y la belleza de la mujer está por encima de la profesión o de la opción social que decidieron vivir, alzo la copa cada vez que puedo por el majestuoso y desconcertante mundo femenino, pero las máscaras pueden ponerse en cualquier rostro y los gritos tienen que ser escuchados... me gustan las mujeres que en su cotidianidad saben que son reinas, modelos y princesas, aunque sí confieso que me preocupan las modelos, princesas y reinas que necesitan sentirse mujeres.

Todo lo demas - Andrés Calamaro


Te vi quemando el pasaporte con rabia

en la fuente de la plaza real

entre fuegos artificiales pobres, de pueblo

y palomas que nos ven pasar

y todo lo demás también.


Parecía el cielo porque estabas conmigo

todavía soy tu amigo

pero te deseo el bieno

lo que quieras pero por lo que más quieras

no me pises los zapatos de piel

y todo lo demás también.


Puedo presumir de poco

porque todo lo que toco se rompe

te presté un corazón loco

que se dobla con el viento y se rompe.


Yo te prometí hacer deporte

pero era una mentira

para robarte un tal vez

el fuera-de-juego era evidente

y en la frente me escribí tu nombre por primera vezy

todo lo demás también.


Puedo presumir un poco

porque todo lo que toco se rompe

te presté un corazón loco

que se dobla con el viento y se rompe

y todo lo demás también.


Puedo presumir de poco

porque todo lo que toco se rompe

hablo de un corazón loco

que se dobla con el viento y se rompe

y todo lo demás también.


ASÍ ES MI ESTIMADO ANDRÉS... SALUD DESDE LA DISTANCIA, GRACIAS POR HACER EL SOUNDTRACK DE MI VIDA...

movilidad del corazon y otros fenomenos parasitarios



- Cuánto tiempo vas a seguir asi?


- el tiempo que me lo dictes...




Estuve un día en un concierto de una banda de mi ciudad que extrañamente conozco su sentir, aunque los vea como una tarea de mentirosos, no se porqué; pero sus canciones son muy sentidas y su acidez pseudo-folklórica muchas veces golpea mi sentir. Al final de la canción, las luces se apagaron totalmente; en unos segundos, una cegadora luz blanca se posó sobre el escenario, donde estaba parado el cantante, quien son la sinceridad que nunca podríamos tener dijo:


" te deje que te vayas con dos condiciones: una, no me dejes de querer y dos, vuelve algún día"...


En ese momento me di cuenta que somos víctimas no retratadas del miedo a amar. En todo holocausto existen víctimas que nadie reclama, en mi caso es el absurdo corazón. A pesar que el amor es el peor sentimiento de todos, y acústicamente retrato a los sentimientos como a los Dioses del Olimpo, sentados en su cóncava sala blanca hueso en medio de las nubes, discutiendo acerca de la triste y monótona vida de los humanos... y el amor es Zeus, pero sin su rayo destructor, sin su retratada barba blanca y sin su poderío imaginado, mas bien es un tipo flaco, de cabello oscuro y corto, tal vez rapado, de lentes, con sus dientes un poco torcidos, sus orejas un poco salidas y su dedo izquierdo un poco pintado de nicotina, con un conato de barriga que lo vuelve un poco gracioso y una pierna más larga que la otra... desmerecido por sus similares, asume la posición del Rey del Olimpo y trata de ver al resto desde su majestuosa montaña, pero sólo es un tipo común que se siente magno al ver el riachuelo y los peces que circulan sin sentido alguno.


En fin, los días pasan y uno tiende claramente a ver entre las calles, en los sueños, en las pesadillas y debajo de las alfombras, huele perfumes que no existen y asimila el paso del reloj entre suspiros y actividades diarias... los platos, la guitarra, los amigos, los desconocidos, y la vida se va transformando en una serie de incognitas claramente etiquetables: ahora vivo solo, pero desde que llegó mi mascota a la casa de mis padres, una schnauzer miniatura demasiado violenta y grosera para su tamaño, las cosas empezaron a tner un sentidoinimaginado y yo una nueva postura en el hogar. De pronto, la pequeña perra se transformo en un guardián para mí, si es gracioso que mis padres y ella no podían acercarse a mi perra sin su permiso; era una madre sobreprotectora, de esas de antaño, la que no tenía reparos en golpear y limitar a su cría, yo en cambio, injusto y cretino como todo buen ser humano, no le daba el paso porque mi corazón era de "tutuno"; un basset hound mezclado con beagle, torpe, vago, amoroso, sencillo... víctima de un cáncer (si, ahora a los perros también les da cáncer), la pérdida más cruda que recuerde, después de la muerte de mi abuelo, quien se merece otra hoja, unas cuantas más, diría yo. Y no es que el perro esté al mismo nivel que mi abuelo, pero son las emociones las rectoras de mis actitudes...


De pronto me entero que mi perrita está deprimida, no quiere comer, no quiere dormir, ya no tiene la gallardía de un pitbull ni la energía de un galgo Afgano; en fin, fui a visitarla el fin de semana y tuve quedarme con ella, dormí n la cama que era mía y ella en mis pies, como en los viejos tiempos y mejoró notablemente; yo en mi posición de amor extraño, de afecto, de que talvez no quiera estar con mi mascota por todas las travesuras y su mal carácter y todas las marcas en las manos que me dejaron sus colmillos, la deje con mis papás, hasta que me di cuenta que yo soy igual, que me siento un poco (bastante) solo, que tengo gente a mi alrededor que ya no está y que no me llena en lo absoluto, que alguna vez descuidé el amor de esa linda mascota por preocuparme del pasado y de los posibles, pero que podría cambiar el destino marcado en ella... hay que trabajar por eso. Extrañamente, el mismo día ella me dijo "cómo quieres que vuelva si no me dejas ir?"... lo mismo que le hago vivir a mi perra, ella me lo hace, o hizo, no se, aún no le pregunto al corazón, ya se me hace raro hablar con los ventrículos y las venas y los movimientos diastólicos que a veces, palpitan al ritmo de su nombre.


A veces nos aferramos a las personas y a los perros, porque nos dan la compañía que necesitamos, pero y las personas y los perros necesitan de nosotros? ahora veo lo simbiótico que puede llegar a ser una relación. Muchas veces los golpeamos y les hacemos daño, con la diferencia que el corazón del perro es más noble, y con una simple y dolorosa mordida, se solucionan las cosas... no espero que me muerdas, ni deprimirme y dejar de comer hasta que vuelvas como mi perrita, peor aún deprimirte, por eso lanzarme al vacío en medio de la carretera, para no incomodar más tu camino, mas bien seguir caminando, hacia donde? no lo puedo decir en este momento, tu puedes decirlo? igual, la gente es como las olas, por mas grande que sea, por más que te golpee, te ahogue y te revuelque escupiéndote hasta la orilla, siempre vuelves a entrar sin ánimo masoquista, entras queriendo romper la ola, traspasarla, aunque notoriamente es imposible, sólo quieres que la ola no te vuelva a arrastrar, que pase, que grites porque no te tumbó, aunque en tu felicidad no te percates que atrás vienen tres que te vuelven a mandar a la orilla...


Ayer llegó el grabado que me regalaste una vez... y me conformo con tener tu mirada en mi habitación acompañándome en las noches que, no entiendo porqué, cada días son más frías.


lunes, 11 de mayo de 2009

mi primer apunte del cotidiano


... De pronto siento la extraña y sucia necesidad de escribir. No lo hago por ella ni por los ataques de ideas que de pronto sucumben mi cabeza, tampoco lo hago por moda, al final, no escribo bien, no soy una buena persona, soy un poco austero en mis expresiones e incluso, he llegado a perder mucho por limitar mi comunicación, pero bueno, nuevo día, nueva vida. Si para ocuparme debo empezar a cambiar -o agregar- actividades a mi diario vivir, pues será interesante gritarle al mundo lo que a veces desborda el claro inconsciente.
En este punto tengo todo y no tengo nada al mismo tiempo, decidí darle una cuarentena al corazón, para que aleje de los peligros de la influenza y de los males del amor. Estoy tratando de comprender si debo hacer un pequeño camino vecinal hacia un punto fijo, una guardarraya al medio de la incertidumbre o una mega carreterra al vacío; sigo viendo cómo pasan los días y las semanas y se me corren como la arena entre los dedos, como si fuera tan simple dejar de lado las deudas y los ataques de nostalgia y la familia y los amigos. Hoy miraba en el diario que tan oportunamente como el vendedor de biblias que toca la puerta mientras vas a entrar al baño, aparecía entre líneas un mensaje esperanzador, el de una mujer de mediana edad que decía: "yo no soy feliz por esa persona, soy feliz por mi"... señora déjeme decirle que si usted aprendió a ser feliz por usted sola debería postularse para un CEO de una transnacional o para presidenta de esta triste nación. La felicidad ahora la veo como el iceberg que golpeó al Titanic, por más grandes y poderosos que lleguemos a sentirnos, nada impedirá que nos hundamos, porque sólo somos de madera, no somos irrompibles, y la felicidad sólo existe en nuestra conciencia porque vivimos en un costante o ilusorio estado de infelicidad, y esa sensación nos empuja a buscar el otro lado de la calle, el que suponemos que es mejor, y al cruzar la calle, nos sentimos importantes, sentimos la movilidad aunque no sepamos si el lugar a llegar es peor, pero caminamos, eso es lo importante. Cuando era niño, supongo que me emocionaba tanto caminar cuando recién aprendí a hacerlo, no dejaba de correr e incluso me tropezaba con frecuencia porque era impresionante caminar y llegar a donde querías llegar; pero hoy prefiero fumar un cigarrillo recostado en mi cama viendo como nos matamos lentamente, esperando que llegues y toques la puerta para ir a bañarnos en esa pileta, en medio de la noche, en esta fría ciudad que sólo espera que todos sigan dormidos, porque en el letargo de sus hijos puede seguir segura de algo. ¿Sabes qué va a pasar mañana cuando me vaya? nada, en este lugar nunca pasa nada!